Receta hojaldres de Astorga.


Astorga es uno de esos lugares que cuando lo visito es como si volviese a casa, el tiempo se detiene..., y es que Astorga tiene esa magia..., la magia de la historia.
La magia de Gaudí, que nos dejó esta gran joya arquitectónica, el palacio de Gaudí, un lugar que puedes visitar y en el que puedes contemplar una gran singularidad de piezas de arte religioso de toda la diócesis astorgana.
Su catedral  gótica, con fachada barroca es visita obligatoria para todo peregrino que se dirige a Santiago de Compostela, Astorga forma parte del camino francés.


Fue una ciudad romana, Astúrica Augusta, sus ruinas se encuentran ocultas bajo la ciudad actual, aunque se han podido encontrar dos conjuntos termales, alcantarillados, la domus del Mosaico del Oso y el pájaro y la Ergástula, te invito a que bucées por internet para consultar su historia.

Y en la fachada del ayuntamiento, se encuentran los maragatos, símbolo por excelencia de la cuidad, cuando era niña, me encantaba observar cómo daban las horas.



Si hay algo típico de Astorga, además de sus queridos maragatos, son los dulces típicos, sobre todo los hojaldres y los mantecados. Siempre que viajo a Astorga tengo que llevarme a casa.
También me llevo una grata sorpresa cuando los encuentro en algún supermercado de cualquier otra ciudad que visito.
Y lo confieso, tengo absoluta debilidad por los hojaldres, por eso, hoy te traigo la receta para que puedas hacerlos en casa, son muy sencillos de elaborar y apenas llevan tiempo, y el resultado es expectacular.

INGREDIENTES:
  • 2 placas de hojaldre, vale congelado o refrigerado
  • 2 vasos de agua para el amibar
  • 2 vasos de azucar blanca para el almibar 
  • Miel
  • La cáscara de un limón.
  • Huevo para huntar.
MODO DE ELABORAR LOS HOJALDRES:

Deja descongelar las placas de hojaldre a temperatura ambiente, no necesitas ninguna marca especial, la que mas te guste.


mientras se descongela, pon el agua, azucar, la miel  y la cáscara de limón en una cazuela y deja que hierva unos minutos para que se forme el almibar.


 Una vez descongelado y que se pueda manejar bien cortamos las placas en rectángulos mas o menos iguales.


Montados placas juntas a modo de sandwich humedeciendo con agua con suaves toques, no es necesario aplastar con fuerza.
Con algún utensilio redondo haz una perforación en medio de cada rectángulo, para que quede el agujerito en medio, pinta con huevo y al horno, a unos 200º con calor arriba y abajo, sácalos cuando tengan un color doradito, tardan unos 10 minutos.





Nada mas que los saques del horno, y con el almibar todavía caliente, sumerge uno a uno todos los hojaldres, para que se empapen bien y escurre el excedente, a mí, personalmente, me encantan con mucho almibar, y a mis peques igual.


Qué decir que ya no quedan ni las migas!!

Te recomiendo esta receta, los hojaldres de Astorga son absolutamente deliciosos, además, es una receta muy sencilla y rápida de elaborar.
Espero que te guste y que disfrutes con cada bocado.


Receta escrita por Evita Fernández para "Una Locura de ideas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...